Test Drive • Fiat Cronos Precision 1.8 6AT: Lógico, práctico y con tonada


Que sea un modelo producido dentro de nuestro territorio, con mano de obra argentina, ya es de por sí un disparador interesante por lo que significa como suceso industrial para una planta local y porque un producto “fatto in casa” tiene generalmente un buen posicionamiento dentro de la región en cuanto a la calidad de construcción. El caso del Cronos, se trata de un sedán que llegó al segmento de los compactos para pelear por un lugar en el ranking de ventas con sólidos argumentos para quienes buscan un auto “con baúl”, de esos de perfil familiar. Entre esos pilares encontramos a la imagen en primer lugar, con un estilo entre discreto y juvenil. Tiene personalidad en base a líneas fuertes y agresivas, donde sobresale un capó alargado, las ópticas angulosas que invaden los laterales con una línea o pestaña en LED, y una parrilla con apliques cromados.


De perfil es sobrio, con una cintura recta que logra una unión armoniosa con el tercer volumen, algo que no siempre sale del todo bien y de hecho tenemos varios ejemplos de una integración no demasiado agraciada. Señalamos esto para no caer en la lisa afirmación de “es el Argo con tercer volumen”, porque más allá de esto, desde la compañía sostienen que las plataformas son diferentes y que casi el 70% por ciento de la carrocería del Cronos es específica. La gran luneta que habilita una amplia visibilidad, las ópticas filosas con firma de LED y el robusto portón del baúl, completan la silueta. Por tamaño, este modelo se ubica por debajo del Tipo (de procedencia turca) y por encima del Gran Siena.


Mirada interior

El Cronos es amplio puertas adentro, respetuoso de los mandatos para todo familiar. Su concepción está dentro de los parámetros correctos, tanto por materiales como por encastres y, más allá de algunos sectores para revisar, se presenta como un ambiente agradable y dentro de la media de productos de la región. Casi de inmediato al ejercicio de sentarnos a la butaca ya dispuestos a manejar, la vista se desvía hacia el sistema multimedia Uconnect Touch que reposa en el panel frontal, dotado de pantalla tipo flotante de 7” compatible con Apple CarPlay y Android Auto (sin navegador propio), y segundos más tardes en el panel de instrumentos compuesto por dos relojes tradicionales y un display central 7” configurable.


El listado de equipamiento no merece objeciones, al menos en esta versión tope de gama que se despacha con ESP y control de tracción, cuatro airbags, ganchos Isofix, monitoreo de presión de neumáticos, cinturones de tres puntos para todas las plazas y asistente de arranque en pendientes, entre los destacados del rubro seguridad. En el apartado de confort se hacen presentes: climatizador, volante multifunción con doble ajuste, butaca del conductor con regulación en altura, tapizados de cuero, cámara de estacionamiento trasera (con sensores posteriores), acceso con llave inteligente y encendido por botón. Debajo del piso del generoso baúl viaja un auxilio de tipo temporal en diferente medida a las llantas de 17 pulgadas de las ruedas titulares.


Propulsión discreta

El bloque 1.8 E.TorQ no está entre los puntos altos de este sedán compacto, más allá de que la distribución sea por cadena, con lo que eso significa para el mantenimiento. Con 130 caballos de potencia y 18,6 kgm de torque, este bloque de cuatro cilindros se caracteriza por una entrega absolutamente progresiva que penaliza la agilidad, ya que hay que escalar por encima de las 3.000 rpm para obtener más ímpetu. Por otro lado, este desempeño se lleva bien con el confort ya que proporciona suavidad en el andar. La caja es manual de cinco marchas y el vástago es largo, al igual que los recorridos, que pueden ser un poco imprecisos. Sus procesos de aceleración son ciertamente modestos y su consumo, algo elevado, pero lógico para un 1.8 de un linaje que no está entre los más modernos MultiAir que la automotriz utiliza en Europa.


En pleno uso

La puesta a punto de la suspensión deja en claro que los esfuerzos se centraron en una calibración acorde a la topografía de la región. Es lo suficientemente mullido para enfrentarse al agresivo trazado urbano, y no por eso responde con marcados rolidos al entrar en una curva en velocidad. La dirección -con asistencia eléctrica- es justa y precisa, algo importante para las maniobras en ciudad, escenario en el que por el buen despeje no presenta inconvenientes de tocar con los bajos, y también al momento de salir a la ruta. Esta condición de equilibrado lo deposita como una interesante alternativa para quien busca un auto para todos los días, para moverse por la city, y también para planificar un viaje.


Escenario

El contexto actual no es el más sencillo para analizar cuestiones comerciales, proyecciones y, mucho menos, precios. Lo cierto es que el Cronos tiene como rivales a Renault Logan, Chevrolet Prisma, Nissan Versa, Toyota Etios y Volkswagen Virtus. Ese es el ámbito en el que debe hacerse lugar para tratar de captar la atención de quien busca un sedán cómodo y bien equipado, pero no demasiado grande y con buen espacio de carga. Lo cierto es que este simpático tricuerpo con tonada cordobesa tiene argumentos para cumplir con esas premisas.•

Fotos: Johnnie Rik
affiliate-banner-es-300x250.jpg
  • Instagram

mientras,

EN INSTAGRAM

Autos&Viajes es un producto editorial de gran calidad gráfica y fotográfica. En ella el lector encontrará contenidos exclusivos sobre viajes y turismo, automóviles de lujo, gastronomía, vinos, lifestyle y más, dirigidos a consumidores de productos y servicios de gran calidad y exclusividad, empresarios, presidentes y directivos de grandes empresas, viajeros frecuentes por negocio o placer.

Recibí nuestra Newsletter

© 2009 AUTOS&VIAJES