Hermana ecológica

PORSCHE CAYENNE S E-HYBRID. Porsche es el fabricante líder de híbridos premium. El Panamera S E-Hybrid estableció referentes como primer vehículo enchufable de la gama de lujo en su lanzamiento al mercado en junio de 2013. Ahora el Cayenne S E-Hybrid transfiere esta innovadora técnica al segmento de los SUV Premium.

 

TEXTO: Andrés Canet          FOTOS: Porsche Latinamérica

 

El Cayenne S E-Hybrid es una verdadera sensación mundial, también fuera de la gama de modelos Porsche, ya que es el primer híbrido enchufable del segmento de los SUV Premium. Su batería de alto voltaje puede recargarse tanto a través de una toma de corriente externa, como durante la conducción. Los rasgos distintivos exteriores del Cayenne S E-Hybrid son mordazas de los frenos de color ‘acidgreen’ (verde ácido) y emblemas del mismo color. Las agujas de los instrumentos del tablero son también de este llamativo color.

 

 

El avance técnico en comparación con el modelo Cayenne S Hybrid anterior es obvio: el nuevo modelo equipa una batería de iones de litio con una capacidad energética de 10,8 kWh (anteriormente: batería de níquel e hidruro metálico de 1,7 kWh) que posibilita una autonomía eléctrica de 18 a 36 km dependiendo del estilo de conducción y de la topografía del terreno. En muchos casos, esta autonomía cubre en gran parte los desplazamientos diarios sin gasto de carburante ni emisiones de gas. La potencia del motor eléctrico aumenta en más del doble de 34 kW a 70 kW (95 hp). El auto ahora es capaz de recorrer en promedio 29,4 km/l, en lugar de los 12,2 km/l. Esto corresponde con una tasa de emisiones de CO2 de 79 g/km (modelo anterior: 193 g/km).

 

El tren de rodaje del Cayenne S E-Hybrid es una versión adaptada del acreditado tren de rodaje del Panamera S E-Hybrid y, como tal, posibilita la dosificación selectiva de la distribución de la fuerza del motor eléctrico y la conexión del motor de combustión a través del acelerador con un punto de contacto. La potencia total del motor V6 sobrealimentado de 3 litros y del motor eléctrico de 416 CV y el par máximo total de 590 Nm le proporcionan al nuevo modelo unas prestaciones de conducción similares a las de los deportivos: aceleración de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y velocidad máxima de 243 km/h, mientras que la velocidad eléctrica máxima es de 125 km/h.

 

El automóvil equipa de serie un cargador de 3,6 kW. Opcionalmente puede adquirirse un cargador integrado con una potencia de 7,2 kW que carga la batería del Cayenne S E-Hybrid dos veces más rápido que el cargador de serie (suponiendo que se haya enchufado a una toma de corriente adecuada). En Alemania, por ejemplo, la batería tarda en cargarse menos de una hora y media en lugar de las tres horas convencionales.

 

Un detalle especial es el depósito de combustible a presión del Cayenne S E-Hybrid. Una ligera sobrepresión de 0,3 bar impide que los gases que emite el combustible salgan al exterior, mejorando así la tasa de emisiones. Durante el repostaje, se libera la presión del depósito mediante el botón de desbloqueo de la tapa del depósito y se neutraliza el gas combustible a través de un filtro de carbón activo.•

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

   « VOLVER    

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine