Ulysse Nardin Anchor Tourbillon

 

Ulysse Nardin, una de las manufacturas más dinámicas del panorama relojero gracias a su constante búsqueda del desarrollo e investigación, proyecta en 2015 la firma hacia el gran océano complejo de la Alta Relojería. El nuevo Ulysse Anchor Tourbillon, verdadera primicia mundial, es un condensado de tecnología mecanica vanguardista en un cuerpo atemporal de oro y esmalte. El Constant Ulysse Anchor Escapement y su escape en silicio es el resultado de ocho años de investigación y desarrollo. Un diseño exclusivo a día de hoy basado en el principio de los mecanismos flexibles usando la elasticidad de los muelles lamina. Este dispositivo es la finalización del prototipo presentado en 2014 y se considera lo más sofisticado en cronometria: primero, la ancora que prescinde de su tija , esta libre de fricción. Y las mejoras geometricas en el áncora, en la rueda de escape y en el muelle de lamina han dado lugar a un escape de fuerza constante. Este neologismo relojero se acomoda en el interior de la jaula del tourbillon, apogeo de la relojería tradicional.

 

El espíritu pionero que siempre ha animado a Ulysse Nardin, ha llevado la manufactura a ser la primera en desarrollar en 2001 el escape en silicio y primera en 2002 en probar el espiral en diamante. También fue la primera en usar el silicio para su – ya excepcional - escape Dual Ulysse en 2005 y la primera en equipar un reloj con un escape en diamante el mismo año. Sin olvidar que también fue la primera en usar el silicio como núcleo para revestirlo de diamante, el DIAMonSIL.

 

En colaboración con Sigatec- empresa especializada en la realización de micro-componentes en silicio y que pertenece también a Ulysse Nardin – la firma de Le Locle ha invertido no menos de 8 años en desarrollar lo que hoy considera como un cambio de paradigma en el enfoque de la relojería mecánica. Trastocando el principio tradicional del escape a ancora suiza, el nuevo Constant Ulysse Anchor Escapement pone en escena un bastidor circular en silicio en cuyo centro está fijado un ancora, sostenido en un mismo plano por dos laminas cuyo diámetro es más fino que la décima de un cabello. Estas dos láminas están arqueadas – es decir mantenidas bajo presión para que puedan curvarse y mantener un estado bi-estable. Este complejo dispositivo, completamente realizado en silicio gracias a la técnica del grabado profundo DRIE, utiliza la propiedad física de los muelles lámina que se deforman sobre el eje izquierdo-derecho, manteniéndose perfectamente rígidos sobre el otro, para reproducir las funciones cinemáticas de un pivote. La impulsión de cada alternancia del bastidor transmitirá su energía a las láminas que volcara de un estado de equilibrio a otro de la misma manera que una horquilla-clip para el cabello. El ancora, desprovisto de eje, pivotara de un lado a otro sin generar ninguna fricción.

 

Pero lo mejor está por llegar: El plato de ancora, rediseñado, incorpora un plano de rearmado. Deslizándose sobre esta superficie hasta un tope, el diente de la rueda de escape arrastra el áncora hasta llegar a solo 3o de la línea de centros – recta imaginaria que une el centro del volante al centro de la rueda de escape y que determina el punto de equilibrio del sistema. Así, la energía necesaria al volante para empujar el ancora hasta el punto de inversión es menor que la que se le restituye justo después por los muelles lámina. Este balance energético positivo permite mantener las oscilaciones del volante de manera constante. En efecto, este juego de fuerzas no se ve influenciado por el par motor transmitido a la rueda de escape, que solo entra en movimiento una vez efectuado el movimiento de bascula del ancora.

 

Último toque artístico, esta construcción maravillosa se aloja en un tourbillon 60 segundos cuya jaula compuesta por 35 componentes tiene un peso de solo 0,4gr. Debido a su amplitud constante, sea cual fuere el nivel de armado de los dos barriletes montados en serie, este órgano oscilador fuera de lo común es un avance mayor en el campo de la precisión cronométrica. Visible a través de una amplia apertura de la esfera a las 6h., está aureolado por una indicación de reserva de marcha de mínimo 7 dias.

 

Este calibre UN-178 se aloja en una caja en oro rosa o en oro blanco de la colección Classico. Una joya de diseño tradicional que luce una esfera blanca en esmalte Grand Feu realizada con el extraordinario savoir-faire de Donzé Cadrans, propiedad de Ulysse Nardin. El Ulysse Anchor Tourbillon estará disponible a finales de mayo en ediciones limitadas de 18 ejemplares cada una.•

 

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine