Cuestión de honor

MUSEO LEGION DE HONOR. Expone arte antiguo y europeo con más de 4.000 años de antigüedad, y trabajos de algunos de los artistas más reconocidos como Rembrandt, Monet, Van Gogh o Rubens, entre las que se destacan más de setenta obras de Auguste Rodin.

 

TEXTO: Hernán Casabella          FOTOS: Andrés Canet

 

En el film “Vértigo” de Alfred Hitchcock de 1958, James Stewart espía sigilosamente a Kim Novak mientras ésta observa un cuadro en lo que es una de las escenas ícono del cine americano. La acción transcurre dentro del museo Legión de Honor ubicado frente al Océano Pacífico, en la entrada a la Bahía de San Francisco. Al igual que en la película, el visitante puede encontrarse envuelto en un aura de misterio, especialmente si se va por la tarde, hora en que la intensa bruma proveniente del Pacífico comienza a invadir la ciudad.

 

Este museo fue edificado a principios del siglo XX, más precisamente entre 1921 y 1924, por el magnate del azúcar Adolph B. Spreckels a pedido de su esposa Alma de Bretteville. En 1915, durante una visita a la exposición Panamá Pacific International en San Francisco, ella quedó cautivada por la réplica de un pabellón del edificio original del Palacio de la Legión de Honor situado en París, erigido entre 1782 y 1788; y convenció a su marido de construir un nuevo museo en San Francisco. Cuando el edificio original cerró, Spreckels obtuvo el permiso de los franceses para construir una réplica permanente de aquel palacio parisino.

 

Oficialmente llamado el Palacio de la Legión de Honor de California, fue un regalo de Spreckels a la ciudad para honrar la memoria de los 3.600 los californianos que murieron en los campos de batalla de Francia durante la Primera Guerra Mundial. El patrimonio de este museo se basa principalmente en la suma de importantes colecciones privadas que con el paso del tiempo le fueron dando forma. Alberga una excelente colección de arte europeo que va desde el siglo XIV hasta principios del siglo XX. La colección de pinturas está compuesta entre otros por artistas de la talla de El Greco, Rubens, Rembrandt, Van Gogh, Monet; mientras que por el lado de los grabados se aprecian trabajos de Delacroix, Durero y Goya.

 

Quién es adepto a los museos bien sabe que resulta imposible mantener la concentración por más de dos horas dentro de uno. El tamaño de los grandes museos de todo el mundo, debido a la cantidad y variedad de sus colecciones, provocan un recorrido de más de dos horas que resulte inconcebible, atentando contra el foco, la comprensión y el verdadero deleite de lo que uno esta mirando. Esto no sucede en el Legión de Honor. El recorrido y la colección exhibida aquí están pensadas de tal forma que el visitante alcanza a ver la totalidad del museo sin terminar con la típica sensación de estar abrumado de tanta información.

 

Es el museo más importante de San Francisco para aquellos visitantes con interés en la pintura que va desde la época medieval a la edad contemporánea. Hoy se encuentra  operado por Los Museos de Bellas Artes de San Francisco, pero se debe a la inspiración de Alma de Bretteville Spreckels el hecho de que la ciudad cuente con este fabuloso edificio para albergar uno de sus más importantes museos.•

 

 

 

 

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine