IWC festeja los 75 años de un ícono

En 2015, IWC Schaffhausen celebrará el 75 cumpleaños de sus relojes Portugieser, una línea con rica tradición a sus espaldas. Coincidiendo con el aniversario aparece la nueva colección Portugieser, con nuevos desarrollos técnicos y estéticos, así como con nuevas funciones.

 

"Con el 75 aniversario de los Portugieser, IWC Schaffhausen va a celebrar en 2015 el cumpleaños de un auténtico icono", explica Georges Kern, CEO de IWC Schaffhausen. "El Portugieser no solo es uno de nuestros relojes más antiguos y más conocidos, sino probablemente también el que más prestigio da a nuestra marca". En los años 1930, la sobriedad de su diseño estaba muy por delante de su tiempo. Su movimiento de reloj de bolsillo marcó nuevas referencias en cuanto a precisión, sentando en último término las bases del gran formato de relojes de pulsera, hoy favorito en el ramo de la relojería y que tan reconocible ha hecho a la familia de relojes de IWC en todo el mundo. "Con la sofisticación de sus complicaciones y movimientos, la línea Portugieser personifica desde hace ya muchas décadas la competencia manufacturera de nuestra empresa", subraya Georges Kern. "Ninguna otra de nuestras familias de relojes acoge en su interior tantas obras maestras técnicas de la Haute Horlogerie".

 

En 2015, el año Portugieser en IWC, la atención va a estar centrada en la familia del calibre de la manufactura 52000, un nuevo diseño que emplean ya cuatro modelos de la actual colección Portugieser. Además, la manufactura de Schaffhausen fundará en los años venideros otras dos nuevas familias de los calibres 69000 y 42000, respectivamente,

todas ellas desarrolladas y fabricadas en la casa. Georges Kern explica así la complementación del catálogo de movimientos propios de la casa: Los calibres de nuevo desarrollo no solo complementan el catálogo actual, sino que establecen nuevos estándares técnicos y estéticos. Nos ayudan a seguir desarrollando nuestra marca y posicionar a IWC como empresa de éxito internacional en el sector de la Haute Horlogerie, tal como lo ha sido hasta ahora.

 

Con dos referencias nuevas del Portugieser y seis mejoradas, IWC Schaffhausen va a volver a poner a prueba en 2015 su capacidad de innovación y su intensa pasión por la relojería. La línea Portugieser va a revalorizarse en particular gracias a la nueva familia del calibre de la manufactura propio de la casa 52000, realzada también en este caso con un mayor atractivo estético.•

 

 

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine