Audemars Piguet Royal Oak Offshore Tourbillon Cronógrafo Automático

 

El primer Royal Oak Offshore Tourbillon Cronógrafo dotado de un movimiento de cuerda manual y una caja de carbono forjado y cerámica se presentó en 2010.

 

Hoy en día, cuatro años más tarde, Audemars Piguet siente un gran orgullo al presentar un nuevo Royal Oak Offshore Tourbillon Cronógrafo equipado con el Calibre 2897 automático, especialmente desarrollado para este reloj.

 

Tan potente como el reloj, el Calibre 2897 consta de 335 componentes y puede ser apreciado en toda su majestuosidad a través del cristal de zafiro del fondo de la caja de 44mm. El movimiento, una auténtica obra de arte de micromecánica, posee numerosos componentes que han sido biselados, pulidos, achaflanados y decorados completamente a mano para crear un reluciente juego de matices.

 

El Calibre 2897 también sobresale desde la perspectiva de la ingeniería: el sistema de carga automática es animado por una masa oscilante periférica de platino 950, satinado-cepillado.

 

Para proteger esta hermosa y sublime fuerza motriz, los diseñadores de Audemars Piguet han creado una versión muy especial con modernos materiales de color negro: carbono forjado para la carrura, cerámica para el bisel, titanio y cerámica para los pulsadores y caucho para la pulsera.•

 

El Royal Oak Offshore Tourbillon Cronógrafo Automático es una mezcla excepcional de savoir-faire en relojería tradicional y diseño high-tech, limitado a 50 piezas.•

 

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine