Detrás de escena

PARAMOUNT PICTURES STUDIOS. Un mundo de cartón, de horizontes pintados, decorados y ciudades falsas para que la fantasía y la magia cobren vida.

 

TEXTO y FOTOS: Andrés Canet

 

Detrás de las rejas de la antigua entrada a los estudios Paramount Pictures un sinfín de historias han tenido lugar. Muchas de ellas sucedieron gracias a algun de la innumerable cantidad de films producidos por esta aclamada compañía. Pero hay otras historias y secretos que no han sido registrados por las cámaras. El tour dentro de los estudios es un intento por acercar al visitante algunos de estos.

 

En total la visita dura aproximadamente una hora de la mano de un guía armado con chismes y un iPad con escenas de películas para mostrar los camaleónicos cambios que sufren los sets con cada película o serie nueva.

 

Cada quien tiene sus películas favoritas, y resulta imposible no encontrar en la lista de las producidas por Paramount varias de ellas. Aquí tuvieron lugar escenas de éxitos de taquilla como “El Padrino I, II y III”, siete de las diez secuelas de “Viernes 13”, “Top Gun”, “Los Intocables de Eliot Ness”, “Forrest Gump” y “The Truman Show”, por nombrar solo algunas. Imaginar a las estrellas de estos films desfilar por las calles del estudio puede provocar escalofrío, y eso trata de trasmitir este tour.

 

Directo y sin escalas nos dirigimos al auditorio, una sala de cine que se utiliza mayormente para presentar en estreno las películas a los involucrados en ellas. Pero ninguna estructura dentro del estudio sirve a un solo propósito, y el auditorio no es la excepción. Harrison Ford caminó por el hall de este sitio mientras nos hacía creer que se registraba en un hotel colombiano en el film “Peligro inminente”. La realidad es que nuestro querido Harrison nunca viajó a Colombia para esta toma. Un par de plantas exóticas y algunos caballeros con pantalones blancos, camisas floreadas y bigotes, bastaron para crear la ilusión. Mucho más económico que rentar un hotel en Colombia.

 

La gira continuó y a la salida del auditorio el famoso banco de Forrest Gump muestra una placa que exhibe su nombre. Este personaje representado por Tom Hanks devolvió a la Paramount a la gloria. La película fue récord de taquilla en Estados Unidos y el mundo, y allí le rinden tributo a diario. Pero este simple banco tiene una historia que contar que no tiene desperdicio. Años más tarde a la presentación de “Forrest Gump”, Tom Hanks se encontró nuevamente allí filmando otra película. En su tiempo de descanso se sentaba en él con la típica postura del personaje y sólo respondía al nombre de Forrest. Los afortunados turistas participantes de los tours de ese entonces quedaban atónitos, y en ese instante Forrest les convidaba bombones. La magia del cine cobraba vida de un modo sin igual.

 

Más adelante, una pequeña estructura con techo de tejas y dock de madera sirve de enfermería de los estudios, aunque no siempre fue así. Sobre una angosta callecita, esta edificación fue la casa de playa de Tom Cruise en “Top Gun”. Solo fue necesario cubrir el asfalto con arena, colocar unas palmeras y darle una cerveza al protagonista para hacernos creer nuevamente que estaba contemplando un majestuoso atardecer, cuando en realidad tenía frente a él un muro de cemento de unos quince metros de altura, a tan sólo cuatro o cinco metros de distancia.

Sin alejarnos de Tom Cruise, ingresamos a un pequeño galpón que atesora objetos utilizados en diversos films, pero el más llamativo resultó ser uno de los Chevrolet Camaro SS utilizados en la película “Jack Reacher”, donde Tom interpreta a un ex-militar envuelto en una investigación por los asesinatos de varias personas en la vía pública. En ella, una violenta persecución tiene lugar y los magullones resultantes siguen impresos en el auto.

 

Antes de finalizar la visita caminamos un poco por los decorados que representan a algunos de los barrios de Nueva York, como Brooklyn o el distrito financiero. Precisamente en este último tuvimos la oportunidad de presenciar el rodaje de una serie de televisión, con muchos extras caminando y automóviles girando en círculo detrás del decorado, con taxis con pasajeros y patrullas incluidos.

 

Por último, un enorme estacionamiento descubierto llamó nuestra atención. Éste se ubicaba por debajo del nivel del suelo, rodeado por un a pequeña pared de poco más de un metro de altura y un enorme muro en unos de sus extremos el cual tiene dibujado un dramático cielo. Este sector posee un sistema que permite inundarlo (sacando previamente los automóviles, por supuesto) y utilizarlo para escenas de playa o de alta mar como en “The Truman Show”. Increíble, ¿no?.

 

Claro que los trucos más importantes no nos fueron revelados. Al igual que los magos, el secreto de éstos es lo que mantiene la llama de la curiosidad y del asombro de los espectadores. De todos modos con lo que nos dieron alcanzó para fascinarnos. Lo único que puedo garantizarles es que a partir de la visita a los estudios Paramount Pictures comenzarán a ver las películas de un modo diferente. Esto puede ser positivo o negativo, pero eso ya depende de ustedes.•

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine