Volar como un ave (en cautiverio...)

INDOOR SKY DIVING. Emoción y mucha adrenalina son las sensaciones que sentirá al realizar su primer vuelo indoor, una experiencia única que no debe perderse cuando esté en Orlando.

 

TEXTO: Ana Bouzas          FOTOS: Andrés Canet

A tan solo 10 minutos de Universal Studios un enorme cono ofrece una nueva forma de desafiar los límites de la gravedad, de poder volar y de divertirse de una manera diferente. iFly ofrece la experiencia única de practicar paracaidismo indoor, creando verdaderas sensaciones de caída libre sin paracaídas y sin avión, solo se necesita una corriente vertical de viento moderado dentro de un tubo, ideal para aquellos que disfrutan viviendo momentos intensos, llenos de adrenalina y exaltación.

 

En pocas palabras, en iFly se elevará a través de una columna de aire en el interior de un túnel de viento vertical que genera un colchón de aire en el que se flota en forma segura simulando la experiencia del paracaidismo pero bajo techo.

 

Aquí no se necesita experiencia previa, solo tener ganas. Niños desde tres años y adultos de todas las edades son bienvenidos a participar de esta actividad donde expertos instructores de vuelo enseñan en una breve clase las posturas del cuerpo y las señales básicas de comunicación. Todo con equipo adecuado cedido por iFly: traje, casco y anteojos.

 

Entrar a la cámara de vuelo te eriza la piel, el instructor desde adentro te indica nuevamente la posición del cuerpo y te dejas caer en la misma. Una vez dentro sentir el viento y poder volar me hicieron sentir una de las mejores experiencias que viví. La clave es relajarse, mantener la cabeza en alto, los brazos hacia delante, piernas separadas, las rodillas levemente flexionadas y sonreír.

 

La experiencia se realiza en dos entradas de un minuto cada una, la primera te dará la primera sensación de volar, de sentirte como un pájaro volando dentro de una jaula, en la segunda el grado de adrenalina aumenta ya que ofrece la posibilidad de volar aun más alto, girar en el aire, hacer alguna que otra pirueta pero esta vez enganchada al instructor.

 

Una vez terminada la experiencia, los recuerdos quedarán grabados en un video, fotos y por supuesto en un certificado oficial del vuelo. Ahora no solo los amantes del paracaidismo pueden disfrutar de este deporte, para los que no se animan a tirarse de un avión en pleno vuelo, iFly es la experiencia perfecta para experimentar la alegría de volar.•

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine