La vida del pantano

PARQUE NACIONAL EVERGLADE. Explorar la exuberante

naturaleza, observar una gran diversidad de animales y variada fauna es la propuesta de este colosal pantano que baña las costas del sur de Florida, todo a bordo de un

aerodeslizador de Wild Florida Air Boats.

 

TEXTO: Ana Bouzas          FOTOS: Andrés Canet

El Parque Nacional Everglade es una inmensa extensión de terreno pantanoso considerado uno de los páramos subtropicales más grandes del mundo y el tercer parque más grande de los Estados Unidos. En los últimos años fue declarado Reserva Biósfera, Patrimonio de la Humanidad y Humedal de Importancia Internacional. De gran belleza natural y habitado por una multitud de animales exóticos, atrae a miles de visitantes cada año.

 

Para visitarlo solo hay que desplazarse unos 70km del centro de Orlando. El parque cuenta a lo largo de su extenso territorio con varios Centros de Visitantes donde se puede consultar a expertos guardaparques por las diferentes actividades que se pueden realizar, desde un agradable paseo en bote por los manglares a aventureros paseos por distintas rutas de senderismo. Abierto todo el año, siempre es recomendable contratar alguna de las numerosas empresas que hay en la zona.

 

Nosotros optamos por Wild Florida Air Boats. Ubicada junto a un largo muelle esta empresa ofrece varias alternativas para conocer los pantanos. Una de ellas, la que elegimos nosotros, es en aerodeslizador, estos son grandes embarcaciones de alta velocidad propulsadas por un gran ventilador, se deslizan por los juncos y recorre los humedales a toda velocidad. Estos lanchones brindan a los visitantes la oportunidad de explorar las especies únicas de vida silvestre en su propio hábitat, además de plantas, árboles y ciénagas. Al subirnos nos dieron unos auriculares, y al encender los motores nos dimos cuenta de lo útiles que eran.

 

Durante el recorrido de más de una hora se pueden ver numerosas y coloridas aves, grandes tortugas, decenas de venados y por supuesto una gran cantidad de cocodrilos o caimanes americanos de todos los tamaños. Una experiencia única que permite apreciar estas especies bien de cerca. Tanto es así que presenciamos a un cocodrilo intentando cazar un pequeño pato en dos intentos fallidos, y un puñado de caimanes recién nacidos al cuidado de su aterrorizante y guardiana madre.

 

Una vez de regreso a la costa, uno se puede informar aún más sobre la vida en los pantanos, conocer más sobre serpientes, tortugas, aves tropicales y cocodrilos, ya que Everglade es una exhibición abierta de este tipo de animales.•

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine