Paraíso de aventuras

UNIVERSAL ORLANDO RESORT. Considerado el complejo temático más divertido de Orlando, Universal Studios es todo un mundo de acción y emoción compuesto por dos parques, un área de restaurantes y exclusivos complejos hoteleros. 

 

TEXTO: Ana Bouzas          FOTOS: Universal Orlando Resort

 

Universal Orlando Resort atrae a miles de turistas deseosos de pasar días llenos de adrenalina y emoción. Por tal motivo podemos confirmar que el complejo está afianzado como una de las atracciones imperdibles para quienes visitan Orlando.

 

Universal Studios es el tradicional parque del complejo. Con una trayectoria de más de veinte años, se dedica exclusivamente a atracciones y espectáculos vinculados al cine y a la televisión de todos los tiempos. Al cruzar sus puertas nos encontramos en medio de un estudio real de cine y televisión que automáticamente nos incita a revivir muchas de las películas que formaron parte de nuestras vidas, a través de emocionantes atracciones, entretenidos espectáculos y escenarios únicos.

 

Ya desde la entrada se escuchan los gritos y el ruido de aceleración del carrito de la más excitante montaña rusa que posee el parque: Hollywood Rip Ride Rockit. Alta tecnología, gran velocidad, 51 metros de altura y una subida vertical de 89 grados forman parte de un recorrido acompañado de tu canción favorita. Definitivamente es una experiencia solo para valientes.

 

La otra montaña rusa del parque es Revenge of the Mommy, una excelente combinación de velocidad y efectos especiales, con condimentos como oscuridad, maldiciones, salas mortuorias, escarabajos carnívoros y un encuentro cara a cara con la Momia.

 

Entre las atracciones más llamativas del parque nos encontramos con Twister Ride, que simula lo que sucede cuando llega un tornado; Men in Black, donde matar malvados alienígenas logra generar una competencia sumamente divertida; Terminator 2, una aventura en 3D donde la realidad se mezcla con la ficción y te sientes dentro de la película; y la mas antigua del parque E.T. Adventure, que propone un agradable paseo en bicicleta por el mundo del extraterrestre más famoso del cine.

 

Hoy en día los simuladores son las grandes estrellas del parque. En Transformers 3D uno queda en medio de una batalla galáctica donde deberán confiar en la victoria de Optimus Prime para salvar sus vidas. En Mi Villano Favorito uno se convierte en minions para ayudar al profesor Gru y sus adorables hijas adoptivas. Por último, The Simpson Rider, con una pantalla IMAX de 24 m2 e imágenes en 3D (sin necesidad de utilizar anteojos) ofrece la sensación de estar en una montaña rusa para acompañar a la familia animada más conocida y divertida de la televisión. Al salir, es ley de un verdadero fan de Los Simpsons perderse por la ciudad de Springfield y fotografiarse con las esculturas de los personajes más aclamados, como Barney Gómez, el jefe de policía Gorgory, Milhouse, el Hombre Duff, detenerse a comer una hamburguesa en el  Krusty Burger, “embriagarse” en la taberna de Moe, pasar por el Kwick-e-Mart de Apu Nahasapeemapetilon (sí, lo escribí bien porque lo busqué en Google) por un souvenir o gastar algunos dólares en la kermesse del pueblo.

 

Pero sin duda la más reciente incorporación del parque Wizarding World of Harry Potter – Diagon Alley se lleva todas las miradas. Se trata de una extensión del área ya instalada Wizarding World of Harry Potter- Hogsmeade - ubicada en Island of Adventure (el otro parque). Como frutilla del postre ambos sectores están unidos por una vía férrea transitada por el legendario Hogwarts Express.

 

Los fanáticos de la saga de Harry Potter se amontonan aquí para sumergirse en el mundo mágico creado por J. K. Rowling. Esta nueva atracción esta dividida en dos sectores principales: La bella ciudad de Londres, y el famoso callejón mágico Diagon Alley. El sector londinense replica varios edificios y lugares de la capital inglesa incluyendo la estación King Kross, hogar de la plataforma mágica 9¾ desde donde parte y arriba todos los días el icónico tren a vapor. Quienes tengan el ticket “Park to park”, que permite el ingreso en un mismo día a ambos parques, podrán realizar el recorrido de la misma manera que lo hace Harry Potter en sus películas. Un fascinante recorrido que incluye una maravillosa historia que se desencadena a través de las ventanas con efectos especiales y grandes sorpresas.

 

El área Diagon Alley no dejó de sorprenderme. Se trata de la mejor ambientación que un parque temático haya logrado jamás, superando todas mis expectativas. Una de las características principales del Diagon Alley son sus tiendas temáticas, réplicas exactas de las que se ven en las películas, como la sede del Profeta, el Emporio de la Lechuza, la divertida tienda de chascos de los hermanos Weasley y la tienda de Varitas de Ollivanders, además de otros pintorescos comercios que exhiben vestimentas, sapos, escobas voladoras y artículos para la práctica de Quidditch. Cuenta también con extraños restaurantes que sirven comidas y bebidas relacionadas con el libro. Al apartarnos unos metros del callejón Diagon nos topamos con el tenebroso rincón Knocturn dedicado a la magia negra y las artes oscuras, donde podrá comprar en la tienda Borgin y Burkes esqueletos, calaveras, máscaras de mortífagos y otros tantos ingredientes para realizar magia oscura.

 

Hacia el final del callejón Diagon el edificio de Gringotts Banks nos espera con la única atracción mecánica que posee este área temática: Harry Potter and The Escape from Gringotts. Una atracción incomparable que ofrece un asombroso recorrido por las bóvedas del banco donde luchará junto a Harry, Ron y Hermione contra horrendos duendes, peligrosos mortífagos y un gigantesco dragón.

 

En el otro extremo nos encontramos con Island of Adventure, el segundo parque del complejo, dedicado exclusivamente a los superhéroes de Marvel, a dinosaurios, dibujos animados y libros infantiles llenos de misterios y leyendas, dividido en seis islas temáticas diferentes.

 

Seuss Landing es el área dedicada a los más pequeños, y sus atracciones se centran en los personajes e historias de los legendarios libros de cuentos infantiles del Dr. Seuss como El Gato Ensombrerado. Junto a ella está la isla dedicada a The Lost Continent, que sorprende por sus colores ocres, enormes estatuas y fuentes mágicas. Aquí encontrará tiendas de souvenires, restaurantes, una feria de kermesse y su atracción principal: el espectáculo de Simbad.

 

Desde aquí ya se aprecian las torres del la escuela de magia y hechicería de la saga de Harry Potter. La entrada a esta isla temática dedicada al mago no podría ser otra que el pueblo mágico de Hogsmeade, con el Castillo de Hogwarts de fondo. En su larga calle encontramos las famosas tienda de varitas de Ollivander´s; la tienda de Dervish and Banges con artículos orientados a clases de vuelos; Emporium, que vende indumentaria, útiles escolares y todo lo relacionado a las cuatro casas de Hogwarts; y las tiendas de golosinas y dulces Zonko y Honeydukes. Almorzar en The Three Broomstick (las tres escobas) no tiene desperdicio. Se trata de una réplica de la popular taberna de la saga que ofrece comida inglesa y americana, y raras bebidas como cerveza de mantequilla y jugos de calabaza.

 

The Wizarding World of Harry Potter posee tres excelentes atracciones. La más radical de todas es el Duelo de los Dragones, dos montañas rusas invertidas que tienen un recorrido parecido y que se entrelazan, donde la velocidad y los búcles pondrán los pelos de punta. El Vuelo del Hipogrifo es una montaña rusa familiar dedicada a la mascota de Hagrid, sin bucles ni vertiginosos giros, ideal para subir con niños que deseen dar sus primeros pasos en este tipo de juegos. Por último, Harry Potter & the Forbidden Journey, situada dentro del castillo de Hogwarts, es una atracción de simulación basada en un vuelo en escoba con Harry sus amigos. Para llegar a la atracción se recorre el interior del castillo pasando por el invernadero, el aula de defensa contra las artes oscuras, el despacho de Dumbledore y la sala de los cuadros, cada una con diferentes y espectaculares animaciones. Una de las mejores atracciones que posee el parque y por la que pueden encontrarse largas colas.

 

Los nostálgicos de los dinosaurios encontrarán su fetiche en Jurassic Park, una atracción ambientada en la legendaria película de Steven Spielberg. Posee atracciones para grandes y chicos, destacándose Jurassic Park River Adventure, un divertido paseo en barco por el parque y el área de control que termina en una vertiginosa cascada al escapar del ataque del Tiranosaurio Rex.

 

Toon Lagoon es el universo de antiguas historietas como Betty Boop y Popeye entre otros, con un diseño que logra insertarnos dentro de una historieta, rodeado de grandes murales pintados con coloridos dibujos y adornados con grandes estatuas de los personajes favoritos de los años sesenta tales como Wimpi, Beety Boop, Popeye o la bruja Broomhilda entre otros, vertiginosos  troncos con caídas incluidas, paseos por los ríos rápidos son alguna de sus atracciones.

 

La isla dedicada a los superhéroes de Marvel, entre ellos Spiderman, los Cuatro Fantásticos, X Men, Hulk y el Capitán América basa su juegos en la acción entre villanos y superhéroes, con atracciones de gran emoción y adrenalina. Cuatro son los juegos que propone esta zona, con The Incredible Hulk Coaster como la más extrema de todas. Una montaña rusa de superprolusión única en el mundo, donde el acelerador de rayos gama del doctor Bruce Banner impulsa el carro como una catapulta por el espacio. La experiencia es tan fascinante que la repetirá una y otra vez. Doctor Doom´s Fearfall y Storm Force Accelatron son dos vertiginosos juegos de caída libre y fuerza centrífuga, mientras que The Amazing Adventures of Spiderman se trata de un emocionante juego en 3D inspirado en la ciudad de Nueva York, donde el hombre araña lucha por salvar la ciudad.

 

Lo ideal es contar con dos días para recorrer ambos parques, ya que son muchas y muy buenas cada una de las atracciones. Por la gran cantidad de fanatismo que despiertan sus juegos (Superhéroes de Marvel, Harry Potter, Los Simpsons, etc…) es común encontrar una afluencia de público bastante elevada. Para saltearse las grandes filas existe un Express Pass, que si bien su precio es elevado es altamente recomendable para disfrutar al máximo de ambos parques. La experiencia que obtendrá le devolverá con creces la inversión, y traerá consigo recuerdos inolvidables.•

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine