Elegancia y tradición

CANALGRANDE HOTEL. A metros de la antigua via Emilia, el hotel Canalgrande es el alojamiento ideal para quienes deseen conocer desde adentro la histórica ciudad de Modena y sus alrededores.

 

TEXTO: Ana Bouzas FOTOS: Canalgrande Hotel

 

Modena, ciudad rica en tradiciones, reconocida mundialmente por su gran pasión por la buena cocina y los ruidosos motores, encierra en sus antiguas calles numerosos encantos. Uno de ellos es el tradicional hotel Canalgrande, también conocido por los lugareños como Palazzo Schedoni.

 

Sus orígenes datan de 1530 cuando se construyó como convento, para luego ser remodelado a fines de 1700 como mansión Ducal. Con el paso del tiempo y de varios propietarios llegó a manos del prestigioso Doctor Peter Schedoni, quien le da el nombre de Palacio Schedoni y a quién perteneció hasta fines de la década de 1960, cuando su familia decide cederlo a un particular para transformarlo en este tradicional y elegante hotel, en el que sus paredes aún atesoran recuerdos de su antiguo pasado.

 

Situado a poca distancia de los lugares de mayor interés y de las prestigiosas tiendas de ropa y restaurantes de la ciudad, es considerado una de las mejores opciones de alojamiento que se puede encontrar en Módena. Con habitaciones y suites, sus ambientes ofrecen una atmósfera íntima y agradable, con antiguos ventanales con vistas a la agradable ciudad o al tranquilo jardín del antiguo convento.

 

Recorrer sus pasillos es toda una aventura de historia y decoración. La recepción y varias de sus habitaciones de la planta baja conservan el  estado original de la mansión, hoy utilizadas por los huéspedes como salas de desayunador, lectura y negocios. Los salones conservan una rica decoración con antiguos adornos, muebles y grandes lienzos rectangulares y ovalados, entre los que se destacan el de Alfonso IV, Duque de Modena; Ana de Austria, reina de Francia y Luis XIV, rey de Francia.

 

Luego de un agitado y entretenido día, nada mejor que una sabrosa comida en el restaurante del hotel: “La Secchia Rapita”, recientemente remodelado. Ideal para los amantes de Ferrari por su atractiva decoración, ofrece excelentes platos típicos de la región de la Emilia Romagna y la cocina clásica Italiana (ver guía gastronómica).

 

Por todo lo que ofrece, el Hotel Canalgrande es el lugar ideal para disfrutar de un buen viaje de placer o de negocios en el corazón de la antigua Modena.•

 

 

Please reload

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine