Urwerk UR-220: Nacimiento de una colección


Un modelo viene vestido de elegante negrocarbono con dibujo en filigrana,que bien podría evocar aquellas pinturas esotéricas de los círculos de cultura; y el otro hace gala a su vez de un tono negro, denso y profundo. Ambos han nacido en los talleres URWERK para incorporarse a la nueva colección 220.El UR-220, en su versión All Black, es un modelo insoslayable de la producción de la casa URWERK, que combina el titanio y el acero tratados en DLC negro. En cuanto al otro modelo, el UR-220 en su versión carbono, que ya presentamos este pasado mes de septiembre, es una verdadera primicia para URWERK. Su caja viene conformada por 81 estratos de carbono, con lo cual no hay manera de confundirlo con ningún otro reloj en el mundo.La diferencia entre ambos radica esencialmente en lo que pesan; en su versión carbono, el UR-220 pesa un 25% menos. Este modelo viene realzado por una revolucionaria pulsera de caucho, cuando el otro All Black, digamos que más tradicional, se declina con pulsera de cuero. Ya seaninéditoso clásicos, ultraligeroso macizos, los UR-220 ha sido elaborados y fabricados con el mismo esmero y rigor URWERK-iano.


Instrumentos de control

Sin que siente un precedente, comencemos por la parte trasera del reloj. A sus espaldas, el UR-220 atestigua de la evolución de la línea 220. Lleva la rúbrica del estilo relojero de URWERK, el Oil Change. Hemos aquíun regreso a los primeros amores de la casa, pues reinstala, tras estar ausente unos cuantos años, un indicador del tiempo de funcionamiento del movimiento. Este datosin parangón, que en su día ya vino enriqueciendo diversos modelos, como son los UR-110, presenta ahora notables modificaciones.


En el UR-220, el Oil Changecobra la forma de un medidor numérico, cuya unidad es el mes, indicada mediante dos rodillos adyacentes. El arranque del contador viene activadopor el usuario del reloj, quien debe quitar la clavija de protección y activar el pulsador en el dorso del UR-220. Entonces se ponen en marcha los contadores, los cuales van indicando en meses la duración del funcionamiento del mecanismo. Al cabo de 39 meses, o sea tres años y tres meses, conviene realizar un servicio. Tras efectuarse dicho servicio, el contador vuelve a ponerse a cero y los equipos de URWERK reemplazan la clavija. “Se trata de un contador digital, al que bastaría con ser una alineación deunidades, o sea una medición fría, pero es más, es el testigo de un apego. El Oil Changecontabiliza las horas que el UR-220 ha pasado en la muñeca de su dueño. Hace visible la energía que uno le ha transmitido remontándolo concienzudamente”,nos dice Felix Baumgartner, cofundador de la casa URWERK.


En el carrusel

El UR-220 retoma de su antecesor la complicación de visualización satélite, de patente URWERK. De hecho las horas vagabundas vienen indicadas en tres cubos rotativos. Por turnos, se vaninsertando en una aguja de minutos hueca. Conjuntamente recorren 120 grados a lo largo de la minutería, antes de que, terminada la hora, la aguja dé un gran salto hacia atráshasta el índice “0”para acoger el cubo siguiente. Este minuto retrógrado es sinlugar a dudas el más imponente habido,y puede que por haber,en un reloj de pulsera. Por ganartiempo y velocidad, se ha calado todas lascaras de la aguja de los minutos.


Este sistema retrógrado tan veloz resulta de tres elementos que son clave:

-El eje centralgarantiza la perfecta estabilidad del mecanismo. Embutido en rubíes, es la roca donde viene a asentarse toda la complicación. Y es un muelle cilíndrico de tipo espiral de cronómetro de la marina, que se desliza a lo largo del eje, el que genera la tensión necesaria al movimiento retrógrado.

-La atípica aguja de los minutos –verdadero carenado del perno de las horas– hace gala de dimensiones fuera de lo común. El corte es tan sumamente preciso que presenta tolerancias dentro de una centésimade milímetro. Este metálico carenado no pesa más de 0,302 gramos, pese a sus dimensiones de ensueño (ancho de 8,03mm x longitud de 22,29mm x altura de 7,30mm). Forjado en aluminio, su perfecto equilibrio viene asegurado por un contrapeso de letón.

-Una doble leva coaxial en forma de estrella rige el movimiento retrógrado. Es el engranaje, y a continuación su rotación, lo que definirá la trayectoria de la aguja de los minutos.


Otro dato que también aparece en pantalla es la indicación de la reserva de marcha, la cual se lee en dos sub-esferas. La autonomía del movimiento viene indicada mediante dos medidores de 24 horas cada uno. En el momento del remontaje manual, le toca primero al medidor a la derecha indicar que se ha armado el barrilete. Cuando alcanzasu tope, toma el relevo el indicador a la izquierda. Esta reserva de marcha repartida entre dos “depósitos” incorpora de por sí 83 elementos mecánicos, que plasmanla complejidad de su elaboración.


Amor al detalle

No hay detalles nimios en un Reloj URWERK; también la tipografía de los índices del UR-220 ha sido reinventada por Martin Frei. Los dígitos de las horas y los minutos son, si cabe, más punzantes. Y todo es fruto de una investigación de la que no renegarían los creadores de videojuegos de ciencia ficción.•


affiliate-banner-es-300x250.jpg
  • Instagram

mientras,

EN INSTAGRAM

Autos&Viajes es un producto editorial de gran calidad gráfica y fotográfica. En ella el lector encontrará contenidos exclusivos sobre viajes y turismo, automóviles de lujo, gastronomía, vinos, lifestyle y más, dirigidos a consumidores de productos y servicios de gran calidad y exclusividad, empresarios, presidentes y directivos de grandes empresas, viajeros frecuentes por negocio o placer.

Recibí nuestra Newsletter

© 2014 AUTOS&VIAJES Magazine