Irlanda homenajea a su cerveza más querida en el Día Internacional de la Stout



El pasado 5 de noviembre se celebraró el Día Internacional de la Stout, un particular tipo de cerveza de color cercano al negro y popularizada principalmente por Guinness. Gracias a una popularidad creciente, la marca irlandesa se ha colado de lleno en la cultura y las costumbres irlandesas gracias a una original cerveza elaborada con malta de cebada que es ya un símbolo nacional.


Su creador, Arthur Guinness nació en el año 1725 cerca de Celbridge, en el Condado de Kildare. Cuenta la leyenda que Arthur comenzó a fabricar su preciada bebida en el sótano de Arthur Price, arzobispo de Cashel de la Iglesia de Irlanda. Cuando murió en el año 1803 dejó una considerable fortuna a sus herederos y un negocio de gran éxito que generaciones posteriores continuaron, siguiendo el ejemplo y la iniciativa establecida por su fundador.


Hoy en día podemos recorrer su historia en un tour llamado Arthur’s Way Heritage Trail que permite descubrir los orígenes y lugares clave que forman parte del legado de Guinness. Esta ruta pasa por Lexilip, Celbridge, Hazelhatch y el Lyons Estate, antes de acabar en Oughterard, lugar de sepultura del propio Arthur Guinness.

Pero la marca esconde otras leyendas curiosas, como la que está detrás del famoso Libro Guinness de los Récords. Años más tarde, en la década de 1950, Sir Hugh Beaver, director de la fábrica de cerveza Guinness, asistió a una cacería junto al río Slaney, en el condado irlandés de Wexford. Durante una suntuosa cena en Castlebridge House, los participantes en la cacería no lograban ponerse de acuerdo en cuál era el ave de caza más rápido de Europa.

Esta discusión se prolongó durante mucho tiempo. Todos mantenían opiniones diferentes y nadie podía ofrecer una respuesta definitiva. Años después, Hugh reflexionó sobre esta discusión, y se preguntó por qué no se mantenía a salvo toda esa información en un lugar de fácil acceso. De esta reflexión surgió después la idea del libro Guinness de los Récords mundiales.


Experiencias en Irlanda

Los amantes de la cerveza negra tienen varias visitas obligadas en la isla de Irlanda. En Dublín tienen la posibilidad de realizar un recorrido por el enigmático mundo de Guinness y conocer todos los detalles sobre su fabricación, de un modo agradable y visual en la popular Guinness Storehouse.


Un imponente edificio donde se puede conocer todo el proceso de elaboración de esta famosa cerveza negra, aprender a tirar una pinta de Guinness perfecta y por supuesto degustar una deliciosa pinta en el Gravity Bar, desde donde se puede disfrutar de una vista envidiable de 360 grados de todo Dublín.


Pero además de recorrer la historia de la cerveza, los visitantes puedes descubrir incluso un paisaje enigmático relacionado con esta bebida. En lo alto de las montañas de Wicklow, existe hoy en día un lago muy inusual. Adentrándonos en las colinas, entre los caminos y la común neblina podemos descubrir una masa de agua que parece proceder directamente de los barriles de Guinness. El Lough Tay, también conocido como el lago Guinness, tiene la curiosa característica de tener un aspecto idéntico al de una pinta de cerveza negra. El agua oscura y la playa de arena se combinan para hacer que parezca una perfecta pinta que puede beberse sin problemas (aunque no es muy recomendable hacerlo)•


affiliate-banner-es-300x250.jpg
  • Instagram

mientras,

EN INSTAGRAM

Autos&Viajes es un producto editorial de gran calidad gráfica y fotográfica. En ella el lector encontrará contenidos exclusivos sobre viajes y turismo, automóviles de lujo, gastronomía, vinos, lifestyle y más, dirigidos a consumidores de productos y servicios de gran calidad y exclusividad, empresarios, presidentes y directivos de grandes empresas, viajeros frecuentes por negocio o placer.

Recibí nuestra Newsletter

© 2009 AUTOS&VIAJES